toda vida

Toda una vida viajando por el mundo

Las Victorias son aparte de hechos de armas positivos para unos y tristes para otros son un medio de transporte turístico de algunas ciudades del Mundo en particular de la ciudad de Viña del Mar en Chile.

El nombre según parece pues no hay mucha documentación al respecto hace referencia al reinado de la Reina Victoria de Inglaterra que duro casi 70 años y que coincidió con el establecimiento de muchos ciudadanos británicos en Chile. Estos carruajes transportaban a esa naciente burguesía insular y patria a sus distintos destinos.

Las victorias son carruajes bellamente labrados tirados por uno o 2 caballos que hacen paseos de 30 minutos a 1 hora por las calles de la Ciudad Jardín. En estos paseos los conductores cuentan historias de la ciudad a modo de guías turísticos.

Hasta ahí todo podría hacer parecer que es un paseo que merece mucho la pena.

Lamentablemente hay que tener un afán aventurero, no dejarse influenciar por el aspecto de los conductores y los animales y una cierta falta de sensibilidad animal para animarse al paseo.

La Gestión de este patrimonio cultural de la ciudad es un verdadero despropósito

Partimos por los vehículos. Mal mantenidos muchas veces uno se pregunta si las ruedas no acabaran cada una tomando un camino diferente en el paseo, se bambolean sobre sus ejes y chirrían al paso, el habitáculo angosto y no muy bien mantenido sin las mas elementales normas de seguridad, hacen temer que un mal paso del animal o el conductor uno caiga a la vía pública.

Cuando pienso en el paseo de las victorias no puedo dejar de evocar un similar paseo en Viena o las famosas góndolas en Venecia ,también paseos patrimoniales ,emblemas de sus ciudades que han sabido gestionar perfectamente,integrando el paseo anacrónico,con los estandartes de calidad, higiene, servicio y promoción turística que merece un oficio de antaño.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *