mochilas portabebes o carritos

Mochilas portabebés o carritos, ¿qué debemos usar?

Las mochilas portabebés, como bien sabemos aportan numerosos beneficios, ya que el bebé, al estar en contacto continuamente con la mamá o el papá se siente más tranquilo, aportando mayor oxigenación a su organismo, así como mayor relajación.

Podemos optar por usar esta medida, ya que nos resultará más cómodo, ocupará menos espacio y será más fácil de usar. Todo esto será muy útil mientras el bebé pese poco, aunque ya muchas mochilas portabebés cargan el peso sobre las caderas del portador, cuando el bebé pesa mucho y si es un trayecto largo el que tenemos que hacer pues puede resultarnos un poquito pesado e incómodo.

Que usemos un método u otro va a depender de los planes que tengamos para el día.

Por ejemplo, si tenemos pensado hacer una excursión a la montaña, a la playa, a algún zoológico, pues nos resultará muy cómodo llevar la mochila portabebé, ya que son terrenos en los que el carrito suele manejarse mal.

Si vamos a algún sitio de viaje y llevamos el coche muy cargado, posiblemente optemos también por la mochila portabebé, solo por no tener que estar sacando y recogiendo el carrito, que a pesar de que ya los encontramos muy plegables, la mochila siempre ocupará menos espacio.

Si vamos a comer o cenar a algún restaurante, o de compras, será mejor hacer uso del carrito, ya que mientras comemos o cenamos el bebé estará más cómodo en su carrito y nosotros también podremos disfrutar de la velada.

Si vamos de compras, si usamos el carrito, podremos dejar al bebé ahí mientras nos probamos ropa, por ejemplo, y después podremos usar el carrito para cargar las bolsas y no tener que llevar todo en las manos.

Como podemos ver, depende de cuándo y qué vayamos a hacer, será mejor usar uno u otro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *