amamantar

La mejor forma de amamantar al bebé

207

Todo contacto con la mamá y la comodidad que  debe haber entre ambos cuando se está amamantando es fundamental, ya que una mala posición sumado a un mal agarre puede causar molestias. El agarre será perfecto si se ubica al bebé girado hacia la madre, que su cabeza y su cuerpo se encuentren en línea recta, sin que el cuello esté torcido y la cara mirando hacia el pecho y la nariz ubicada frente al pezón.

La mamá deberá estar sentada y será fundamental que sostenga la espalda recta y las rodillas levemente levantadas, la cabeza del bebé afirmada en su antebrazo, ésta no debe situarse en el hueco del codo, será imprescindible brindar apoyo a las nalgas del niño y no solo a su espalda.

Cuando el bebé se encuentre bien posicionado, la madre puede animar al bebé para que abra la boca rozando sus labios con el pezón y luego desplazar al bebé suavemente hacia el pecho. El bebé se prenderá del pecho mucho más fácil si se le arrima desde abajo, dirigiendo el pezón hacia el tercio superior de su boca, de manera tal que pueda llegar el pecho haciendo una inclinación de cabeza levemente hacia atrás.

De esta forma, la barbilla y el labio inferior rozarán primero el pecho, mientras el bebé tiene la boca bien abierta. El objetivo es que el bebé introduzca en su boca el pecho tanto como le sea posible y situé el labio inferior alejado de la base del pezón.

En el caso de que la mamá cuente con pechos de enorme dimensión puede sostenerse el pecho por debajo, sosteniéndolo desde su base y que los dedos de la madre no lleguen a entorpecer el agarre del niño al pecho.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *