historias

Historias de medicinas

Cerveza

En el antiguo registro del hospital de la ciudad inglesa de Norwich puede verse que se administraba a cada niño 9 litros de cerveza a la semana.

Polvo de momia

Los médicos fueron responsables de que se conservara hasta la Revolución Francesa una costumbre que puede considerarse canibalismo, en el sentido estricto de la palabra. En aquel entonces, en Europa era costumbre triturar partes de momia y prescribir el polvo como medicamento. No sabemos cuántos egipcios muertos habrán ido a parar de esta manera a los estómagos de nuestros antepasados.

Penicilina

La Penicilina es, como todo el mundo sabe, un producto derivado de un hongo de moho que destruye las bacterias. Pero no se descubrió en el siglo XX, como la mayoría de las veces se lee, dado que hace más de 2.000 años los antiguos egipcios trataban las infecciones con pan mohoso.

Curare

Los indios de Sudamérica emplean para sus flechas un veneno altamente eficaz con el nombre de curare. Los cirujanos también aprecian dicho veneno, aunque por motivos muy distintos, ya que el curare relaja los músculos. En las operaciones de abdomen este efecto es muy importante, pues la musculatura de esta parte del cuerpo es tan rígida que, en caso de que el paciente sufra espasmos, los cirujanos pueden verse ante un obstáculo difícilmente superable. En la actualidad, el curare se ha sustituido por un compuesto químico.

Plantas

Un gigantesco ejército de plantas está preparado para combatir las enfermedades de los seres humanos. Durante años de trabajo, la Organización Mundial de la Salud ha tomado nota de todas aquellas plantas cuyos efectos curativos se hubiesen apreciado alguna vez.

Este compendio ha recurrido básicamente a libros de plantas y de medicina muy antiguos y a recetas que se han ido transmitiendo oralmente. El resultado es sorprendente: se han registrado más de 20.000 tipos de plantas y el informe todavía no se ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *