habitacion

Habitación infantil

Las casas en las que vivían nuestros abuelos solían ser grandes y llenas de habitaciones. Hoy, los departamentos o pisos son cada vez más chicos, y resulta prácticamente imposible para una familia mudarse cuando los niños crecen y los dormitorios no alcanzan.

Por eso, es bastante común actualmente que los niños deban acostumbrarse a compartir el dormitorio con sus hermanos. Esto no tiene nada de malo ni es la muerte de nadie, lo importante es saber aprovechar el espacio y buscar la forma de que el dormitorio sea lo más funcional y cómodo posible.

Procura lograr tres áreas bien definidas

Un área de descanso, un área de estudio/juego y un área de almacén. Por más que el ambiente no tenga muchos metros, con un poco de ingenio podrás lograrlo y el dormitorio será mucho más cómodo y funcional.

Opta por las camas litera

Estas camas permiten optimizar mucho más el espacio –porque aprovechan el espacio aéreo  y dejar libre un lugar más grande para jugar o estudiar. Podrás encontrar infinitos modelos de camas litera muy modernas y funcionales.

¿Por qué no camas abatibles?

Si no te convencen las camas litera, otra opción viable son las camas abatibles. En el mercado se pueden conseguir muchos modelos de muebles para el dormitorio infantil con camas abatibles e incluso algún espacio de almacenaje o estudio.

Muebles a medida

Una excelente opción para lograr el mejor aprovechamiento del espacio son los muebles a medida. Suelen ser más caros que los muebles ya hechos, pero sin duda lograrás aprovechar los metros de dormitorio de la mejor manera para que los niños se sientan cómodos.

Espacio de almacenaje

Es muy importante que los niños tengan dónde guardar las cosas para que no anden dando vueltas y ocupen espacio de estudio o juego. A más niños, más juguetes… por eso debes agudizar el ingenio para lograr espacio de guardado. Reemplaza las mesitas de noche por un baúl que servirá para guardar cosas y como asiento, y reemplaza las bibliotecas por estanterías colgantes que dejan el piso libre para jugar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *