cuidados suelos vinilo

Cuidados del suelo de vinilo laminado y de madera

La innovación técnica y los tratamientos de la superficie facilitan su cuidado, pero si se les proporciona un mínimo de cuidados y de atenciones, mantendrán su belleza y dudarán más tiempo.

Una vez finalizada la instalación del suelo, sólo necesita una limpieza final antes de comenzar con el traslado de los muebles.  En el caso de los suelos vinílicos, limpie con un paño húmedo, agua caliente y detergente natural. Si se trata de suelos laminados o de madera, limpie la suciedad o polvo y frote con un paño seco para eliminar los restos de suciedad. Será entonces cuando el suelo esté listo.

Limpieza mediante barrido

La mayoría de nosotros hemos sentido la tentación de dejar el suelo sin limpiar hasta que realmente no quede más remedio que limpiarlo.  Pero cuanto más tiempo permanezca la suciedad en el suelo, más difícil será desincrustarla. Además, una limpieza regular a modo de repaso supone menos trabajo y es más efectiva que si se realiza una limpieza general una vez al mes, y de este modo sus suelos tendrán mejor aspecto y durarán más tiempo.

Vinilo

Mantenga el suelo en perfectas condiciones barriéndolo con un cepillo suave o pasando la aspiradora, y límpielo regularmente con agua y detergente neutro.

Laminado

Pásele la aspiradora o límpielo con una mopa seca. Lo ideal es que limpie el suelo cada dos semanas con una mopa húmeda (no mojada) a la que previamente haya rociado con solución limpiadora para suelos laminados. Por último, realice un último repaso con una mopa o paño seco.

Madera

Sólo necesita limpiar con una gamuza o barrer con una escoba para que el suelo quede perfecto. Cada cierto tiempo, utilice un paño húmedo (nunca mojado) y uno de los productos de limpieza de madera para limpiar el suelo.

Consejos sencillos

  • Utilice un felpudo en la puerta de entrada para evitar que la suciedad entre en casa.
  • La protección de fieltro o plástico en la base de los muebles evitará que se produzcan abolladuras, arañazos y marcas en el suelo.
  • Cuando desee mover mobiliario pesado, debe levantarlo en lugar de arrastrarlo.
  • Nunca rocíe el suelo directamente con productos de limpieza.
  • No utilice abrillantador ni cera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *