consejos mujer de cuarenta

Consejos de una mujer de 40 años para las que tienen 30

Ámate y acéptate por completo

Después de que aprendas a amarte puedes también amar y aceptar a otras personas. Eso es muy importante para relacionarse sanamente con los demás.

 Enriquece tu alma

Si no sabes cuál es el apoyo que necesita tu alma ni sabes qué es lo que realmente te gusta intenta algo nuevo, ve a eventos a los que nunca habías ido hasta que encuentres eso que te de la sensación de ser libre y te llene como persona.

Encuentra apoyo

Tener amigos y seres queridos que puedan ayudar y apoyar activamente en situaciones difíciles es muy importante.

Se honesta

No tiene nada de malo en mostrar lo que te ocurre, todos pasamos por situaciones difíciles en la vida y eso hace parte de nuestra existencia, además las personas que sienten un cariño sincero se acercarán más al saber que como ellos, tienes problemas, alegrías y tristezas.

Vive para ti

Recuerda, nunca podrás hacer felices a todos los que te rodean por eso empieza a hacer cosas que te hagan feliz a ti, y tu vida será mejor.

No te sacrifiques con tanta frecuencia

El sacrificio es necesario cualquier relación porque todos somos diferentes y tenemos diferentes necesidades. El sacrificio es aceptable mientras ambas partes lo hagan por igual. Si eres tú quien siempre sacrifica sus necesidades y deseos para complacer a los demás entonces vale la pena pensar de nuevo en si esa o esas relaciones valen la pena.

Viaja más

Puedes elegir en qué usar tu dinero: Comprar recuerdos o cosas.

Los viajes dan la sensación de libertad, abren la mente y permiten darse cuenta lo diferente que puede ser la vida en otro lugar del mundo.

Preocúpate menos

Antes debía luchar constantemente con la preocupación y la angustia. Las preocupaciones alimentaban la angustia. Luego de que te des cuenta que el hecho de preocuparte no va a cambiar la situación de ninguna manera empezarás a aceptar lo que pueda pasar. Entenderás que al fin de cuentas todo acabará por caer por su propio peso y si algo puede hacerse debe ser hecho, pero de lo contrario preocuparse es inútil.

Deja de comparar

Una cosa es comparar tu vida con la vida de tu mejor amigo, pero otra muy distinta es compararla con alguien de la lista de amigos de Facebook. Hace daño. Y podrás superarlo sólo cuando entiendas que el hecho de compararte no cambará nada en tu vida y sólo reducirá tu autoestima. Siempre habrá alguien más inteligente, más bello, o mejor que yo.

Olvídate de las expectativas

Vive para trabajar pero no trabajes para sobrevivir.

Encontrar una vocación que puedas seguir en realidad hasta el fin de tus días entenderás que vivir para trabajar significa amar y respetar tu decisión. Muchos han quedado atrapados en un trabajo que no les gusta porque reciben un salario, y eso está lejos de ser algo sano.

Ahorra

Parecería que no hace falta pensar mucho para decidir algo así.

La vida cambia constantemente y puede darte una buena cantidad de sorpresas, por eso ahorrar en caso de dificultad es algo correcto e inteligente.

Da más

Cuando haces algo para otra persona te olvidas por un momento de tus propios problemas. Al hacer esto de todo corazón y sin esperar nada a cambio verás que también los problemas de tu vida empezarán a resolverse poco a poco de formas inesperadas.

Perdónate y perdona a los demás

La imposibilidad de perdonarme y perdonar a los demás por los errores del pasado no me dejaría vivir feliz,.

No gastes mucho tiempo en personas negativas

A veces es difícil dejar de relacionarse con personas negativas, especialmente si son tus colegas o miembros de tu familia, pero siempre puedes elegir el tipo de amigos que quieres y con quienes podrás disfrutar de la mayor cantidad de tiempo.

Cuando sepas claramente cuáles son los límites que protegen tu tranquilidad de la energía de otras personas sentirás que sin su influencia negativa la vida será más fácil y alegre.

Decir No es muy importante

Piensa bien antes de decir Sí, acepto

Es muy fácil hundirse en emociones y sentimientos.

Detente y alégrate con las cosas pequeñas

Vivimos en un mundo en el que cada persona está conectada a su propia máquina de Internet, y se vuelve aún más difícil desconectarse y simplemente disfrutar la vida. Presencia un atardecer o levántate para ver el amanecer, enamórate de una noche estrellada, detente a oler una florecita, ve al mar o a las montañas a contemplar la naturaleza.

Deja de preocuparte por lo que piensen los demás

Cuando te conviertes en ti misma y no buscas agradar a los demás la vida se hace más fácil.

Cambia

Lo único seguro en la vida son los cambios. Cuando entiendas que puedes tener curvas inesperadas en tu vida te será más fácil estar preparada para todo lo que puedas encontrar en el largo, interesante y feliz camino de tu vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *