clave educar

Claves para educar en el bien común

La Educación tiene bastantes retos que son inevitables, en estos momentos se están formando a nuevas generaciones de personas estudiantes de cualquier edad y no se están considerando los momentos de existencia a los cuales nos estamos enfrentando, hoy por hoy, todos los seres humanos; es necesario romper el mito de la educación del mañana, pues los requerimientos son actuales, partiendo de la consideración de que al pensar de esa manera profundizamos la separación entre la escuela y la vida.

La Educación que se proporciona a los niños/as y jóvenes determina qué tipo de personas serán de mayores. Por todos los medios debemos educarlos para que sean adultos responsables e independientes, con confianza en sí mismos, respeto a los demás y con la oportunidad de alcanzar sus sueños.

Para que sean felices

Está claro que debemos educar en comprender y adaptarse a los cambios, y en ese sentido la educación debe proveer de un pensamiento adaptativo, como posibilidad de reconocimiento de las nuevas condiciones para enfrentar el mundo.

Pero también en un pensamiento del bien común para no adaptarnos al mundo, sino crear otro mundo con otras condiciones más felices.

Apostar por la Educación es apostar por la auténtica y más sólida trasformación social. Es apostar por el desarrollo de la humanidad, por el auténtico desarrollo de la humanidad. Si creemos sinceramente que vivimos una época de transición, cambio o fin de ciclo, debemos aceptar que una educación para la transición debe ser una educación de la esperanza, pero no para después, sino para hoy. Si la sociedad está cambiando, ¿por qué la educación no puede cambiar?

Podemos construir una nueva educación, otra escuela es posible, otro mundo es necesario. Si queremos que el bien común vaya calando entre la comunidad, la educación es una gran herramienta para cumplir ese objetivo y trabajar en Educación es fundamental, donde podremos promover nuevos valores, sensibilizando no solo a niños/as sino a todas las personas que forman parte de la comunidad educativa.

Es necesario trabajar y poner en práctica las competencias sociales y comunicativas y el aprecio por el entorno natural.

Lo que se propone es sustituir asignaturas y contenidos curriculares clásicos por otros que realmente aun no están trabajados entre las que destacar la Educación Emocional, la Educación Ética, la Educación Comunicacional, Educación para la Democracia, Educación para descubrir la naturaleza y la Educación para el Conocimiento del cuerpo humano.

La Educación Emocional nos permitiría conocer y manejar nuestros propios sentimientos, interpretar o enfrentar los sentimientos de los demás, sentirnos satisfechos y ser eficaces en la vida a la vez que crear hábitos mentales que favorezcan nuestra propia productividad.

Hay que destacar también la Educación Comunicacional donde los niños y niñas aprendan a escuchar, a prestar atención, a tomar en serio, a discutir objetivamente sin ofensas personales o valoraciones.

La escuela debe también educar para la democracia, y está referida al desarrollo de las capacidades y habilidades para una convivencia social fundada en la solidaridad, la participación y el respeto, entre otros valores.

La Educación para descubrir la Naturaleza es un proceso permanente de carácter interdisciplinario destinado a la formación de una ciudadanía que forme valores, aclare conceptos y desarrolle las habilidades y las actitudes necesarias para una convivencia armónica entre los seres humanos, su cultura y su medio biofísico circundante.

La educación en el bien común es una parte importante de la educación para el futuro y, al igual que otros importantes hábitos, actitudes y valores como la justicia social, la solidaridad, la dignidad humana, la participación, se adquieren desde edad muy temprana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *