andadores

Andadores para bebés

Un andador también conocido como tacatá es un utensilio que se utiliza para enseñar a los niños a andar. Los andadores son estructuras rígidas circulares dentro de las cuales se introduce el bebé.

Hay varios riesgos a tener en cuenta si usamos un andador para nuestro bebé. Investigaciones médicas descarta que el empleo del andador pueda tener consecuencias nocivas para los pequeños en el futuro, considera que podrían darse algunas anomalías..

En los últimos años, una serie de informes han desaconsejado la utilización del andador. Podría provocar una ralentización en el desarrollo de los pequeños. Algunos especialistas afirman, incluso, que podría ocasionar anomalías en las rodillas.

El andador es una sillita montada sobre una amplia base provista de ruedas y puede ayudar al pequeño en sus primeros intentos de desplazarse de pie. Se puede usar entre los 6 y los 15 meses y, en cualquier caso, no después de los 18 meses.

El andador no enseña ni ayuda a caminar.

A la hora de elegir un producto para bebés uno se da cuenta enseguida que muchos de los objetos se relacionan con la falta de capacidad psicomotor de los niños. Cuando son bebés no faltan artilugios con ruedas, entre los que estaría el cochecito, y otros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *