alimentacion

Alimentación del bebé

Si el niño toma pecho hasta los 6 meses puede estar tomando leche materna en exclusiva, y a partir de esa edad será, como su nombre indica, alimentación complementaria. Su principal comida será la leche y el resto de cosas que coma será algo secundario, para que vaya aproximándose a una comida sólida y más propia de mayores mediante la experimentación.

Las teorías tradicionales respecto a la comida decían que primero el niño debía comer los purés muy pasados, después con una textura más gruesa y luego en trocitos.

Sin embargo, los pediatras recomiendan saltarse la fase del puré y que los niños experimenten con pequeños trocitos de comida. Esto está muy bien cuando el niño está por la labor y le gusta la textura de la comida en trozos, pero hay niños que no quieren verla ni en pintura. El secreto está en adaptarse.
Aquí tenéis los alimentos secuenciados para su introducción. Recordad que se trata únicamente de recomendaciones. Da lo mismo introducir primero las frutas que las verduras, si nos adelantamos un poco o nos atrasamos es lo mismo.

Se trata de introducir las cosas de manera que podamos observar si hay algún tipo de intolerancia o alergia. Si metiésemos toda la comida de golpe no tendríamos claro a qué se deben, así que por eso se va introduciendo a poquitos y dejando los alimentos más fuertes, pesados o de difícil digestión al final.

El calendario de introducción de alimentos

  • A los 6 meses:
    • Cereales sin gluten: arroz y maíz.
    • Frutas: pera, manzana, plátano o naranja.
    • Hortalizas y verduras: patata, zanahoria, calabaza, calabacín y puerro. Después acelga y judías verdes.
  • A los 8 meses:
    • Cereales con gluten: trigo, avena, cebada, centeno.
    • Carne: primero pollo y luego ternera
  • A los 9 meses:
    • Pastas y arroces.
    • Aceite de oliva.
    • Yema de huevo.
  • A los 10 meses:
    • Pescado blanco.
    • Legumbres tiernas: guisantes.
  • A los 12 meses:
    • Cereales con miel o cacao.
    • Carne: cerdo y cordero. Jamón serrano.
    • Huevo entero.
    • Pescado azul.
    • Legumbres secas: garbanzos, judías, lentejas…
    • Lácteos: yogur y queso.
  • A los 18 meses:
    • Col, coliflor, cebolla, ajo, espárragos, espinacas, nabos y remolacha.
  • A los 24 meses:
    • Frutas rojas: fresas, frambuesas y moras. Melocotón. Frutas exóticas: mango, kiwi.
    • Carnes: embutidos varios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *